Pasar al contenido principal
  • + Incrementar tamaño de fuente
  • - Reducir tamaño de fuente
  • Aumentar contraste

Carta de un venezolano que pasará la Navidad lejos de su familia

186
0
Compartir:

Foto: Juan Pablo Bustamante / EL TIEMPO

Por: Eli Medina / https://www.eltiempo.com/mundo/venezuela/carta-de-un-venezolano-que-va-a-pasar-la-navidad-en-colombia-307904

"Papá, mamá, ustedes me hicieron fuerte, un luchador, un guerrero. Si ahora estoy lejos de todo lo que había conocido, de mi hogar, de mi familia, de mis calles de mi país es porque la vida nos ha puesto una prueba. Cada día de mi vida trabajo para devolverles un poco de todo lo que hicieron por mí. Confío en que el tiempo vuelva a poner todo en su lugar. 

Pasar la frontera me ha hecho crecer a la fuerza, creerme más adulto, pero la verdad es que no soy tan fuerte. Ahora mismo lloro como un niño al saber que ya viene Navidad y fin de año y no los tengo cerca. Los recuerdo, los pienso a cada instante, anhelo sus abrazos, sus miradas, sus cariños, nuestras cenas.

Estaba acostumbrado a escuchar desde los primeros días de Diciembre las gaitas que tocaba mi padre, el bochinche, nuestra algarabía. Me faltó la celebración del espíritu de la Navidad el 21 de diciembre. ¿Lo recuerdan? Puertas y ventanas abiertas de par en par a la medianoche para que ese espíritu llenara las casas. Había incienso, frutas, las costumbres de cada hogar. Ya casi, papás, ya casi nos volveremos a ver y nos juraremos no alejarnos nunca más de este modo, no salir corriendo, no huir, no extrañar. 

Con una maleta llena de ilusiones, sueños y esperanzas partimos de nuestro país con los corazones rotos y la frente en alto, para decirle al mundo que no nos damos por vencido que lo que se tenga que hacer se hará para sobrevivir, que somos más los buenos que los malos y que nos fuimos porque no podíamos más.

Me duele mucho que estas circunstancias nos alejen tanto, porque siempre hemos sido muy unidos, pero les estoy cumpliendo la promesa. Soy un buen hombre, un buen esposo, un buen padre. Sus valores serán representado en mi familia no importa que no estemos en nuestro país.

Mi esposa Martha y mi hijo Julián han sido ese consuelo familiar tras haber dejado a mi hermosa Venezuela. Por ellos doy mi vida. Por ellos cada día salgo a la calle, encomendándome primeramente a Dios, para traer el pan a mi casa. No es fácil comenzar de cero, conocer otras personas, otra cultura, y estar lejos de los tuyos en estas fechas. Pero estamos batallando, ustedes lo saben más que nadie".

 

Nota tomada de ElTiempo.com.

 

 

 

Etiquetas Noticias
Compartir:

Editor Web